PEQUEÑO POEMA DE CUARENTENA
Por Idurre Azkue

Pasillo vacío, silencio, silencio
Sábana tendida, alma en pena
Sombra errática, ligera y efímera
La efeméride de hoy

Recorrer el pasillo, ya no está vacío
Arrodillarse y esperar
Tranquila y voraz
La epifanía de hoy

El tiempo quietecito,
Como una niña en una fiesta
al darse cuenta, que ya está
Sus padres se han marchado

Esto va para largo
El brazo alargo
Los pulmones se abren
Y con fuerza salto

El frutero está lleno
De tomates y aguacates
Y un mango maduro
Derramando su jugo

Puertas cerradas, ventanas abiertas
ventanas abiertas, ojos abiertos
Ojos abiertos, sonrisa abierta
Sonrisa abierta, no hay reyerta.
Hoy